Twitter
RSS

Cómo No Arruinar Una Relación

Tuviste una primera cita caliente y ahora esperas tener una relación feliz con tu nuevo amigo. Pero lo difícil acaba de empezar. El problema es no arruinar una relación que tenga buen prospecto. Psychology Today nos comenta algunos motivos por los que las relaciones fracasan. Y aquí estamos hablando de relaciones en las que ambos tienen mucho en común y, ciertamente, parecen amarse mutuamente.

Egoísmo, Narcisismo, y Desequilibrio

El egoísmo es centrarse en tus propias necesidades y no considerar a la otra persona cuando tomas decisiones importantes o en las interacciones cotidianas. Si no haces tú parte del trabajo de casa o con el cuidado de los niños, tu pareja comenzará a resentirte y sentirse descuidada.

El narcisismo es un trastorno de personalidad que puede abarcar muchas características, como el encanto superficial, falta de empatía, y manipulación de los demás para tus propios fines.

Cuando las relaciones son desequilibradas, de modo que la familia extendida de uno solo en la pareja siempre es la prioridad, o uno es el que siempre decide cómo se usa el dinero, eso rompe los lazos que los mantiene unidos.

Cada uno de estos puntos puede arruinar una relación. Las relaciones son colaboraciones con comunicación compartida, carga de trabajo compartida y confianza compartida. Cómo no arruinar una relación es lidiar abierta y honestamente con tu pareja y buscar ayuda profesional si existe algun trastorno de personalidad que haga la relación difícil.

No Hacer de La Relación Una Prioridad

No hacer tu relación una prioridad la desgasta con el pasar del tiempo. Nuestro sistema educativo no nos enseña que las relaciones amorosas requieren trabajo y compromiso diario. Es fácil que la relación caiga en segundo plano cuando se tienen hijos. Si no haces tiempo para la intimidad sexual, el deseo disminuye. Si dejas de hablar con tu pareja acerca de tus anhelos, empiezas a ser más distante. Si no haces tiempo para hacer actividades divertidas junto a la familia, puede que comiencen a llevar vidas separadas.

El primer punto para hacer que tu relación sea una prioridad es saber que hacerlo es importante y luego solo presta atención a medida que vayas avanzando. La comunicación conduce a relaciones duraderas así que habla acerca de tu relación y sobre cómo se sienten.

Furia y Explosiones de Rabia

Discusiones que se resuelven, y expresiones controladas de molestia, son partes normales de una relación sana. Pero gritarle de forma enfurecida a tu pareja puede hacerle daño tanto a ella como a la relación. Las parejas en relaciones infelices pueden entrar en ciclos negativos, donde cualquier pelea rápidamente se convierte en acusaciones y comentarios negativos sobre la intención o el carácter de la otra persona. Hay cierta verdad en el refrán que dice que es más fácil herir a la gente que más nos importa.

Pelear de manera justa, o discutir sin tratar de lastimar a la otra persona puede ser saludable en una relación, ya que saca los problemas al aire y nos libera de la ira reprimida y resentimientos. Cómo no arruinar una relación es evitar mantener resentimientos y enojo contenidos hasta que explotemos y salgan convertidos en palabras y acciones hirientes.

Infidelidad

La confianza es el suelo en el que las relaciones sanas están fundamentadas y la base para su crecimiento. Romper la confianza es como poner una grieta grande en ese suelo. La relación puede sobrevivir pero siempre tendrá una parte rota.

Un estudio de la Universidad de Denver reveló que de 1000 personas en relaciones comprometidas el 14% tenía relaciones sexuales fuera de la relación y el 43% de las relaciones en ese grupo terminó debido a dicha infidelidad. Cómo no arruinar una relación es no juguetear con alguien que no sea tu pareja.




Leave a Reply

Copyright © CiberNoviazgo.com 2012