Twitter
RSS

Cómo el Orgullo Arruina Relaciones

¿Nos da la Biblia alguna sugerencia para las relaciones? Proverbios 16:18 dice: “El orgullo va antes de la destrucción, y un espíritu altivo antes de la caída.” Ese versículo fue escrito hace más de 2.000 años, pero todavía es relacionable a la vida de hoy en día. Y también aplica con las citas. Aquí está cómo el orgullo arruina una relación. El sitio web Daily Hope dice que el orgullo destruye las relaciones mientras que la humildad las construye.

El orgullo destruye las relaciones. Aparece de muchas maneras diferentes, como crítica, competencia, terquedad y superficialidad.

El problema con el orgullo es que te engaña a ti mismo. Todo el mundo puede notarlo en nosotros, menos nosotros mismos. Cuando tienes un problema con el orgullo, no lo ves.

El orgullo destruye relaciones, pero la humildad es el antídoto al orgullo. La humildad construye relaciones.

La comunicación lleva a relaciones duraderas, pero si no puedes darte cuenta de que estás siendo orgulloso, no puedes hablar de ello con tu pareja, por ende no puedes hacerle frente.

Lidiando Con Un Exceso de Orgullo

Si trabajas duro en algo y tienes éxito, mereces estar orgulloso. De hecho, las personas que no se permiten a sí mismas sentir orgullo por sus logros, terminan siendo muy infelices. El problema no es el orgullo sino orgullo en exceso. ¿Cómo lidiar con el orgullo antes de que arruine tu relación? Comienza por darte cuenta de que el orgullo excesivo es el resultado de no estar a gusto contigo mismo, ser demasiado crítico con tu persona, o creer que tienes que ser mejor que todos los demás para valer la pena. El sitio web de Poured Out His Love dice que el orgullo viaja con los amigos.

El orgullo no viaja solo. Con orgullo viene la culpa, la rivalidad y juicio de los demás. Es difícil permanecer sintiéndote autosuficiente, porque uno pronto se da cuenta de que nunca estamos a la altura de nuestras propias expectativas.

Nos sentimos culpables por nuestras propias deficiencias, porque estamos tan empeñados en componernos por nuestros propios medios, y eso es una tarea imposible. Uno también puede convertirse en demasiado competitivo, ya que nos damos cuenta de que no podemos ser perfectos. Por lo tanto, siempre y cuando seamos mejores que el tipo de al lado, lo estamos haciendo bien, lo que también nos lleva a ser críticos de la vida de los demás. El orgullo tiende a lograr que nos comparemos con los demás, en un intento inútil de hacernos sentir adecuados.

La salida de esta trampa es decirte a ti mismo una y otra vez que eres una persona buena y valiosa y que no necesitas cumplir con algún estándar para serlo. El orgullo excesivo es el gemelo malvado de la sumisión en una relación. Algunas personas terminan en relaciones abusivas porque no están contentos con ellos mismos. Las personas orgullosas tampoco lo están y necesitan constantemente subir su ego para sentirse adecuadas. ¡Y hace poco escribimos sobre cómo el ego puede arruinar una relación!

El Viaje Para Alejarnos del Orgullo Excesivo

La ruta para alejarnos del orgullo en exceso nos lleva a la aceptación personal, amor y confianza. Esto se puede obtener a través de un camino religioso o espiritual, o, con terapias profesionales. Pero al final del día, tienes que estar con personas que te quieren por lo que eres y no por lo que pretendes ser. Es ahí cuando tus nuevos sentimientos de autoestima se refuerzan y no necesitas re-inflar constantemente tu ego para sobrevivir. Entonces las relaciones felices y duraderas serán posibles.




Leave a Reply

Copyright © CiberNoviazgo.com 2012